domingo, 29 de agosto de 2010

La situación

Leyendo mi comentario del viernes a las 06:30 AM y viendo a toro pasado lo que sucedió en la jornada pienso que me debería haber llevado "unas cuantas" el viernes y aunque fui un valiente que compró en el 9950, deshice posiciones mucho antes de los datos. Me quedé confiando en los valores como medio alcista; a AONE, le uní unos títulos de Bankinter a los que les quiero sacar no mas del 2% tal y como está el mercado porque las subidas en las dos últimas jornadas creo que las han construído para echar del mercado a varios cortos que se habían emocionado al ver el Ibex por debajo de 9850 puntos; pienso que aún vamos a tener alguna subida mas quizás hasta los 10350 o pudiera ser hasta los 10550 pero como siempre, todo dependerá de Wall Street y las ganas que tengan de poner otra vez al S&P 500 en niveles que marquen un mercado lateral o alcista como el 1080-1100.
Muchos somos de la opinión de que lo peor está por llegar y estos dos años de tranquilidad son los creados por el dinero público que han echado encima de la economía para sus sostenimiento y cuando dejen de soltarlo o se empiece a salir por otro costado, se reanudarán los problemas; es algo parecido al derrame de petróleo de BP.
Quizás sea el momento de invertir a tope aprovechando los precios atractivos de muchos valores y "confiar el país" pero creo que es mas factible ver caídas rápidas en algún momento de aquí a marzo de 2011 que nos dejen mas beneficios que las subidas que se vayan a producir. Ante esta situación lo mejor es ir engordando el bolsillo ante otro previsible período futuro de falta de liquidez extrema o esperar a que la casa de nuestros sueños pueda ser comprada por el 50% de lo que costaba el año pasado...esa sería la señal.
Hemos estado en "peores guerras" y de todas se sale pero lo mas factible son unos años de deflación y en eso pensé cuando el otro día compré un paquete de azúcar a 0'7 cuando hace un par de años costaba 1 euro; la leche, de 1'05 a 0'83, el aceite de girasol 20 céntimos menos, el de oliva 0'7 mas barato, etc, etc, por no hablar de las conservas. Esta es una situación ideal para un funcionario o una persona que no haya visto disminuir su nivel de ingresos durante estos 2 años pero casi todos hemos visto lógico comprar por menos dinero ya que ganamos menos. A muchos productores las cuentas les salen al revés pues han visto aumentar sus costes y han visto decrecer su nivel de venta, esto explotará por algún lado en este país. A todo esto se le suma el nivel altísimo de paro que existe en España y las enormes deudas que soporta una familia "tipical spanish" que dedica mas del 60% de su renta disponible a pagar su hipoteca. No me extraña nada que Santiago Niño Becerra sea criticado por ponernos delante de nuestra cara un espejo bien grande pero realmente es lo que hay.
Ojalá todo vaya viento en popa y la economía española despegue como el Ave Fénix pero con nuestros mandatarios y nuestro estilo y concepción de la vida, es muy difícil o casi imposible volver a cómo estábamos en 2007.