domingo, 16 de enero de 2011

Ni que ZP hubiera dimitido

El Ibex 35, índice de referencia del mercado español, ha protagonizado esta semana todos los comentarios de ávidos especuladores y traders intradía; yo paso de el desde hace tiempo porque va a otro nivel que los demás índices pero no deja de ser ese índice que es capaz de todo e ir contra todo para satifacer sus ansias de rebeldía.
En esta semana, gracias al sector bancario, ha subido un 10% prácticamente y ha puesto en evidencia al diferencial Ibex-Dow que ya demostraba hace tiempo que uno de los dos índices nos estaba engañando. Las posiciones cortas eran elevadísimas en nuestro mercado con lo que parte de culpa de las subidas la tienen los cierres de cortos. Yo esperaba que con la dimisión de Zapatero el mercado español haría esto pero el Ibex siempre sorprende.
El Dow Jones subió el viernes gracias a JP Morgan y sus resultados y la verdad es que no para de subir de una forma ya cansina; espero que la resistencia sentimental que tiene entre 11730 y 11890 puntos le haga retroceder y vaya poco a poco a buscar el nivel de cotización del Ibex 35 del cual dista 1400 puntos.