domingo, 20 de febrero de 2011

Experiencia personal con el dentista

En esta vida me impacta mas la visita a un dentista que ver al índice de Dubai caer mas de un 3'5% como lo ha hecho el día de hoy.
Mi dejadez en el aspecto dental viene por antecedentes familiares y por mis últimas visitas a un dentista que me sacó una muela con infección y al llegar a casa me puse con 39'5º de fiebre tras habérsele partido la muela un par de veces mientras mis piernas subían hasta el techo de dolor (...) bueno, esto hace ya unos 12-13 años; hace unos 8, me hicieron una reconstrucción que dejó temblando mi bolsillo; hace unos 5 años, en la otra punta de España estando de vacaciones, tuve que buscar una farmacia abierta a las 2 de la madrugada ya que era imposible de soportar el dolor de una muela, que al llegar a Zaragoza, me apañó muy bien un dentista amigo de un familiar.
Tras 3 años y medio masticando por mi lado derecho para no estropear una muela que me empezaba a doler, el día de Reyes de este 2011, intenté sufragar el dolor ahogando mis penas con Limoncello, Ibuprofeno, Espidifen, Coñac y Nolotil en ampollas que finalmente fue lo único que me calmó el dolor; al día siguiente mi dentista hizo puente y pude aguantar el fin de semana gracias al antibiótico y a esta bendición que son las ampollas de Nolotil porque las pastillas de Nolotil no me hacen nada. Tras ir al dentista, comenzó a realizar la endodoncia y me dio cita para dentro de 15 días; me preguntaba si era normal tanto dolor tras mi visita y llamé por teléfono 2 veces hasta que llegó la 2ª cita con la endodoncista; fui sin apenas dolor y salí con unos dolores que me obligaron a cogerme fiesta en el trabajo tal y como está el asunto; de nuevo a los 15 días me terminaron la endodoncia y otra vez pasé 2 semanas de culo por dolores cada vez mas insoportables que me hacían llamar para ver si era normal tanto dolor tras terminar la endodoncia. La gente te nira y piensa que vas a algún dentista del rastro o algo así porque no conozco a nadie que pase tanto dolor tras visitar al dentista. De nuevo me da hora para dentro de 15 días para empastar la muela que me empezó a doler en el 2006 y que se había partido varias veces por mi afán de comer ternasco de aragón. Esto último sucedió el 15 de febrero, que iba con una caries muy profunda a la que el dentista no le tuvo ningún respeto y se empeñó en enseñarme su trabajo realizado una y otra vez con un espejo. En apenas 35 minutos terminó el empaste y me quiso dar hora para una limpieza bucal a lo que por supuesto me negué, mas que nada por si se creía que en mí había encontrado la solución a la crisis como si del mismísimo Niño Becerra se tratara este señor dentista. Bien, el miércoles no me dolió nada hasta las 6 de la tarde y cuando llegué a casa ya empecé con mis cócteles de ibuprofeno, nolotil...
El jueves tuve que parar por la carretera a 100 km de mi ciudad a buscar una farmacia para comprarme antibiótico por recomendación de una de las señoritas que atiende el teléfono del dentista; sin receta no me lo querían vender pero al final accedieron a darme la amoxicilina sin mucho reparo.
No se si sabréis que cuando tenéis un bebé resulta que todo el mundo es pediatra, pues cuando te duele la boca resulta que también todo el mucho en dentista. En fin, el jueves pasé un muy mal día tomando una ampolla de Nolotil mientras conducía a 80 km por hora por poner un ejemplo de cómo combatía el dolor. El viernes, con un visje de mas de 200 km proyectado, me empezó a doler la boca al punto de la mañana y descubrí que con agua fría mantenida en la boca no se me agudizaba el dolor, pues bien, 8 litros de agua gasté en todo el día porque no aguantaba mas de 5 minutos sin juagarme la boca e incluso tuve que colgar varias llamadas de teléfono al no poder hablar; me compré denti-spray por recomendación de estos "dentistas alternativos" que son los colegas de trabajo y no me hizo nada. Ayer, a partir de las 14 horas me empezó a molestar ya no se si el diente, la encia, también la cabeza y la mandíbula ¿pero esto es normal después de un puto empaste? Añadí a mi cóctel de medicamentos una pomada contra la gingivitis y me juagué la boca con antisépticos; probé con espidifen ya que hace dias que no lo probaba, pero como no, ha sido gracias a otra ampolla de Nolotil que me ha hecho conciliar el sueño a las 3:25 de la madrugada aunque a las 5:15 me he levantado empapado en sudor....no entendía nada ¿tenía fiebre? sólo se que estoy batiendo mi récord de no-dolor este domingo y a media tarde aún no me ha empezado a doler la boca. He pedido un cargamento de ampollas de Nolotil y si hace falta me las tomo esta noche en vasos de chupito helados pues ya no les veo mal sabor.
Esta es una experiencia real y actual de mi persona con dos muelas, las cuales he tardado en ponerles remedio acudiendo al dentista demasiado tarde, ya sabéis, siempre para el que no lo sepa, no hay que demorar en demasía las visitas al dentista y hay que tenerle miedo, mucho miedo.