domingo, 26 de octubre de 2008

Cierre de los mercados

Esto es lo que recomienda Mr. Roubini y fue uno de los que predijo la nacionalización de los bancos.
Es curioso, que el fin de semana pasado, parecía que había un ligero optimismo en todos los periódicos y foros de economía y, este fin de semana, con emisiones en TV de programas sobre la crisis y la bajada de los pilares del Ibex35 adelantada el fin de semana pasado por labolsacomoformadevida, todo parece de color negro y el miedo aumenta y no paran los reembolsos de fondos de renta variable. Cárpatos, en un artículo suyo de Cinco días, comenta que "capitulación" no significa ver los mínimos en los índices y no le falta razón; estamos en un momento de mercado que entrando a comprar un valor para sacarle el 3%, te arriesgas a que baje un 10-15% primero. En esta semana, la caída del ibex de 1300 puntos, se produjo en los 3 últimos días y la semana entrante, seguro que será movida; estar en bolsa en estos momentos da morbo y se paga bastante caro porque en la vida, no hemos vivido una situación económica en la que hablan de quiebras de bancos, de estados,... de familias, además de despidos masivos...sólo falta una guerra que deje el mundo como en Mad Max.
La verdad, releyendo artículos de agosto, no se cómo no tenía comprada ninguna put del 8000, no me lo explico; hemos perdido una gran oportunidad bajista y eso es en lo que hay que fijarse; por eso, sólo queda fijarse en valores porque meterse en derivados y en posición alcista, es muy pero que muy arriesgado.
Lo único que me gusta leer son artículos apocalípticos porque creo que cuando todo el mundo tiene la misma opinión, el final está cerca. El nuevo "comunismo capitalista" que estamos conociendo no se si va a funcionar, realmente sólo salva a los bancos y será EEUU el primero que salga del bache, si lo hace, ya que fue el primero en caer y en detectarlo.
Ha sido curiosa la subida del dólar (o bajada del euro) desde 1,60 hasta 1,25 que tocó el viernes, y es lo único que ha servido de activo refugio; ni el oro, ni el petróleo, han reaccionado al alza.
Ver el Nikkei japonés y su cotización resulta curioso; de 1984 a 1990 pasó de 10000 puntos a 40000, en 1991 estaba en 20000, rebotó hasta el 27000; a mediados del 92 estaba en 16000 y desde ahí, hasta 1999, estuvo entre 14000 y 21000 puntos. Fíjense, ahora está por encima de los 7600 puntos y dando toda una lección de lo que puede llegar a hacer un índice bursátil. En 2003, el Nikkei tocó los 7603 puntos de mínimo y prácticamente estamos ahí; será importante ver qué hace mañana.